“Tenerlo todo” no es sinónimo de salud mental

Por: krak | 13·11·2019
Documento: 3 minutos de visualización

Recientemente varios famosos se han atrevido a contar su historia de vida con la depresión y la ansiedad. J Balvin es uno de los artistas colombianos que ha contado su situación y proceso.

Los trastornos mentales son una realidad que pocos personajes de la farándula comentan públicamente. El estigma que hay sobre la salud mental es una de las causas que permite que la gente no hable de sus problemas. La depresión es la primera causa por incapacidad en el mundo, causando que las personas no asistan a un profesional o dejen de lado un asunto de vital importancia tal como la salud física y social. 

Mientras algunos tratan sus trastornos mentales con terapia, medicamentos, artes, yoga, musicoterapia, otros como J. Balvin, quien por medio de sus redes sociales anunció hace unos meses que estaba pasando por un episodio de depresión, compartió su gusto por la meditación para calmarse y así llevar todas las tareas que cumple diariamente. 

La meditación cuenta con diferentes técnicas de práctica, con el fin de inducir un modo de consciencia que ayuda a la relajación y búsqueda de energía interna. Para algunos se convierte en una filosofía de vida y para otros es un método para convivir con la ansiedad, el estrés y la depresión en una forma más tranquila y consciente.

La fama y el ser el objetivo de críticas y burlas es una situación con la que tienen que vivir diariamente los artistas. Las presiones laborales, sociales, psicológicas  y familiares a la hora tener una vida pública exitosa conduce a tendencias autodestructivas, según un estudio de la Universidad de Queensland en Australia.

Otras historias

Otro artista que decidió salir a la luz pública para comentar su condición fue la actriz Selena Gómez, a quien le diagnosticaron Lupus y que debido a la degeneración que esta ocasionó en su cuerpo, la depresión empeoró. Selena anunció su retiro temporal en medio de una gala luego de recibir el premio a mejor cantante favorita, quería ocuparse de su salud física y mental. Entró a un programa de rehabilitación y al Priveé-Swis un centro de retiro enfocado en la meditación, los pilates y las dietas saludables. 

Jim Carrey también hace parte de este listado, su depresión nunca fue un secreto, pero luego de que en el 2015 su novia Cathriona White se quitara la vida, el actor entró en un fuerte episodio el cual empeoró después de recibir una demanda por haberle dado drogas recetadas a Catriona, acusación que logró desmentir, pero que sigue en los tribunales. Carrey consiguió superar su depresión aunque admite que no del todo, su retiro temporal fue una gran ayuda y también el que varios artistas se hayan acercado para contar su experiencia.

Demi Lovato en cambio decidió afrontar su depresión y desórdenes alimenticios  por medio de la música, luego de internarse varias veces en un centro de rehabilitación salió a hablar públicamente de su problema y contar que su música no sería carente de emoción, por el contrario su nuevo disco estaría completamente dedicado a su salud mental. 

De esta, y de muchas otras formas, los famosos están aprendiendo a convivir con la depresión y la ansiedad. Ellos han aceptado y compartido su condición sin estigmas, ya que el rechazo ha sido una de las causantes de que cada 40 segundos una persona decida quitarse la vida. 

Cada historia es diferente. Cada quien tiene su forma de afrontar y convivir con la depresión y la ansiedad. Sin embargo, la fama y el “tenerlo todo” no son razones para estar exentos de los trastornos mentales, artistas o no todo tenemos un lado menos luminoso.

Compartir

Copy link
Powered by Social Snap